Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Subscribe to our newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam

Nadando con delfines

¿Has pensado lo que hay detrás de los trucos de un delfín que parece sonriente?

Todos amamos a los delfines, son criaturas nobles, inteligentes y súper sociables, pero ¿te has preguntado cómo es su vida en cautiverio?

La eterna sonrisa que les regaló la naturaleza no es más que su condena, cual payaso triste que es secuestrado y esclavizado para nuestro entretenimiento, su sonrisa y toda la propaganda que se genera a su al rededor nos hacen creer que nadar con ellos y presenciar sus shows son actos totalmente inocentes; pero es hora de saber la cruda verdad.
¡Los delfines se la pasan muy mal en cautiverio!

Desde el momento de su secuestro en medio silvestre ya empezamos mal, esta captura es sumamente traumática para ellos, muchos no sobreviven a ser separados de su manada y transportados durante horas en condiciones totalmente ajenas a su naturaleza, después son depositados en albercas junto con otros delfines pertenecientes a otras manadas con los que generalmente no simpatizan.

Y así pasan toda su vida, en pequeñas albercas que no satisfacen sus necesidades de movimiento ¡un delfín en libertad puede llegar a nadar más de 100 km y estar en profundidades de hasta 260 metros!

La vida en cautiverio es sumamente estresante, desde el hambre que les hacen pasar como incentivo para que hagan trucos, hasta el ruido generado por los espectadores, ya que por su naturaleza son sumamente sensibles al sonido.

Es de esperarse que muchos enloquezcan y tengan comportamientos agresivos por lo que se les tienen que suministrar calmantes constantemente para que sigan siendo dóciles. Los delfines tienen la habilidad de dejar de respirar a voluntad así que no es poco frecuente que se suiciden de esta forma.

Si aún tienes dudas de si es bueno o malo nadar con delfines, tal vez te interese saber que también estás poniendo en riesgo tu salud, pues pueden portar muchas enfermedades que también afectan a los humanos y por consecuencia contagiarte.

En el 2017 se aprobó una reforma de ley que prohibía el cautiverio de delfines con fines de entretenimiento y terapia en todo México, pero la razón de que sigan existiendo hoy en día es que se dio permiso de conservar y continuar con las actividades de los delfines ya en cautiverio, así como reproducirlos por última vez, la condición fue que estuvieran en un espacio “digno”.

México se encuentra entre los países con más delfinarios del mundo, no podemos permitir que esto siga sucediendo, sin demando no hay oferta.

Mira este video y aprende más

Cuéntanos tu opinión ¿Crees que realmente son felices los delfines en cautiverio?

@ceroplastico

Sorry, the comment form is closed at this time.

error: